27 de mayo del 2024

cover-img

18 abr. 2024

CERDOS: ¿POR QUÉ LAS ENFERMEDADES RESPIRATORIAS SON TAN FRECUENTES?

En este artículo de la Médica Veterinaria Cecilia Rodríguez, del equipo técnico de Vetanco, se aborda en detalle cómo las enfermedades respiratorias repercuten en la productividad y rentabilidad de las granjas y enumera las claves para contribuir a su control

Banner A EPP

En este artículo la Veterinaria Cecilia Rodríguez, del equipo técnico de Vetanco, aborda en detalle cómo las enfermedades respiratorias repercuten en la productividad y rentabilidad de las granjas y enumera las claves para contribuir a su control. 

 

 

 

Las enfermedades respiratorias ocurren con alta prevalencia en todas las áreas productoras de cerdos (2), lo que repercute de forma negativa tanto en los parámetros productivos como en la rentabilidad del sector.

 

Estas afecciones impactan en la salud y el bienestar de los cerdos, afectando su crecimiento y rendimiento productivo. Una mala conversión alimenticia, disminución de la ganancia de peso, pérdidas en la cadena de suministro de alimentos y en muchos casos aumento de la mortandad, son algunas de las consecuencias con las que nos enfrentamos.

 

Estas pérdidas, aunque a menudo pasen desapercibidas debido a que muchos casos son subclínicos o leves, son responsables de importantes mermas que conducen a detrimentos económicos de gran importancia para el sector porcino.

 

Por lo tanto, es fundamental que nos enfoquemos en prevenir y controlar las enfermedades respiratorias para mantener la salud de los cerdos, garantizar la seguridad alimentaria y promover la sostenibilidad del sector porcino.

 

 

Factores que influyen en las enfermedades respiratorias

 

La presentación de las enfermedades respiratorias en los cerdos es el resultado de una compleja interacción entre múltiples factores, incluyendo los agentes infecciosos involucrados, el entorno o medio ambiente y el estado de salud de los cerdos.

 

 

 

Los animales con un sistema inmunológico comprometido, ya sea por estrés, la coexistencia con otras enfermedades o la exposición a micotoxinas, son más susceptibles a contraer enfermedades respiratorias. Esto se debe a que un sistema inmunológico debilitado, dificulta la capacidad de los cerdos y su sistema de defensa pulmonar para combatir la invasión microbiana.

 

Las condiciones ambientales adversas a las que a menudo están expuestos los cerdos en producción, como los cambios bruscos de temperatura y humedad, el confinamiento y la alta densidad poblacional, junto con la falta de medidas de bioseguridad, promueven la propagación de enfermedades al crear un entorno propicio para la transmisión de agentes patógenos entre los animales.

 

Se sabe que las variaciones de temperatura ambiente en los cerdos en crecimiento y terminación exacerban las patologías respiratorias y representan un estrés para los mecanismos inmunes (2). Las fluctuaciones bruscas de las temperaturas pueden desencadenar brotes, ya que modifican la carga microbiana y la resistencia del cerdo a las enfermedades (1).

 

Desafío de los microorganismos

 

-      La vía de entrada respiratoria es una vía de fácil acceso, donde los microorganismos ingresan con el aire inhalado directamente del ambiente.

 

-     La enfermedad respiratoria rara vez es causada por la infección con solo un patógeno, en su lugar, suelen estar involucrados varios patógenos que conforman el Complejo Respiratorio Porcino (CRP), donde uno actúa como el agente clave, el que “abre la puerta” para los invasores secundarios, lo que compromete los mecanismos de defensa del animal (2). Generalmente, los agentes clave en el CRP son virus o micoplasmas, mientras que los invasores secundarios son bacterias (2). Esta interacción entre agentes patógenos complica los cuadros respiratorios en cerdos.

 

-       Muchos de estos microorganismos son endémicos y están ampliamente distribuidos en la naturaleza (3,4), como es el caso de Mycoplasma Hyopneumoniae y el circovirus porcino 2 (CVP2). Se encuentran comúnmente en poblaciones porcinas en diversas regiones geográficas. Es importante destacar que M. Hyopneumoniae tiene la capacidad de transmitirse por el aire a distancias de hasta varios kilómetros (2), lo que subraya la facilidad con la que estos microorganismos pueden propagarse entre los cerdos de diferentes producciones.

-       La infección por M. hyopneumoniae desencadena la “neumonía enzoótica porcina”, una enfermedad respiratoria crónica con una alta morbilidad. Los signos clínicos principales incluyen tos crónica, deterioro del estado general y pérdida de peso. Además, esta infección puede potenciar el síndrome de desmedro multisistémico posdestete, causado por el circovirus porcino tipo 2 (PCV2), resultando en retraso en el crecimiento y mortalidad. La coinfección con ambos agentes puede predisponer a infecciones pulmonares secundarias, exacerbando las lesiones y la viremia de PCV2 (2).

 

Control y prevención

 

La incidencia y prevalencia de enfermedades respiratorias dentro de la producción porcina dependen del equilibrio entre los microorganismos patógenos y la resistencia de los animales (2). Por lo tanto, para controlar estas enfermedades, es fundamental disminuir la carga de microorganismos y al mismo tiempo fortalecer los mecanismos de defensa de los cerdos.

 

Mejorar la salud respiratoria de los cerdos requiere una estrategia integral que incluya la implementación de prácticas de bioseguridad, buenas prácticas de manejo de los animales y el ambiente, así como el desarrollo y uso de vacunas efectivas. Además, es importante llevar a cabo un monitoreo regular del estado sanitario de los animales en producción y establecer una vigilancia de lesiones pulmonares en frigoríficos.

 

En el contexto de estas enfermedades y su manifestación en cerdos, es fundamental que una vacuna ideal para reducir la prevalencia y la gravedad de estas enfermedades cumpla con varios criterios:

 

·        Protección a largo plazo: la vacuna debe brindar una protección que abarque todo el proceso productivo, desde su aplicación hasta la faena de los cerdos, garantizando una inmunización efectiva durante toda la vida del animal.

·        Fácil administración: es importante que sea fácil, práctica y segura en su aplicación, para agilizar las tareas sanitarias en la granja.

·        Amplio espectro de protección: la vacuna debe proteger contra los genotipos actuales de los patógenos respiratorios. Además, debe ser capaz de proporcionar protección contra posibles nuevos serotipos que puedan surgir en el futuro.

·        Estímulo de inmunidad de grupo: Al proteger a la mayoría de los cerdos, se reduce significativamente la probabilidad de que se propague la enfermedad entre los animales, ya que se minimiza la transmisión de individuos infectados.

·        Seguridad y estabilidad: La vacuna debe ser segura y estable, sin riesgo de reversión a formas patógenas o de causar efectos secundarios no deseados en los animales vacunados. Esto garantiza la salud y el bienestar tanto de los cerdos como del personal de la granja.

 

Las enfermedades respiratorias son un desafío importante en la producción porcina. El uso de vacunas efectivas emerge como una herramienta clave para su control, mejorando la salud respiratoria de los cerdos y asegurando la sostenibilidad y rentabilidad de la industria porcina.

 

 

Circo/MycoGard®

 

Vacuna de doble protección, diseñada para proteger a los cerdos contra Mycoplasma Hyopneumoniae y el circovirus porcino 2 (CVP2).

 

Para prevenir el circovirus, esta vacuna a subunidad utiliza una tecnología innovadora que se basa en la expresión de la proteína de la cápside (ORF2) del circovirus porcino 2 (PCV2b) a través de un baculovirus (Vedevax-Block).

 

 

 

Contiene antígenos puros y combinados, como M. Hyopneumoniae y PCV2b, proporcionando una protección eficaz contra diferentes genotipos de PCV2. Utiliza el Sistema Adyuvante Stim Gard Plus® para estimular una respuesta inmunitaria fuerte y duradera, tanto humoral como celular, con una alta seguridad y baja tasa de reacciones adversas. Se puede aplicar a partir de los 10 días de vida, con flexibilidad en el diseño de programas de vacunación. Su dosis única de 1 ml es fácil de administrar, lo que la hace ideal para lechones en línea de producción y cachorras de reposición. Además, viene lista para usar, sin necesidad de mezclarla previamente.

 

Por: M.V. Cecilia Rodríguez. Redacción técnica. Vetanco.

 


 

Referencias

 

1.        Christison, G. I., (1988), Effects of fluctuating temperatures and of humidity on growing pigs: an outline, In Livestock environment III. Proceedings of the 3rd international livestock environment symposium, Toronto, Canadá, 25-27 April 1988., (101–108).

2.        Straw, B.E.; Christensen G., and et al Enfermedades del sistema respiratorio. En: B.E. Straw and et al (Eds.) Enfermedades del cerdo. 8va edición. Intermédica, Buenos Aires. 2000.

3.        Mcvey, David & et al. (2022). Veterinary Microbiology. Fourth Edition. 10.1002/9781119650836.

4.        Maity HK, Samanta K, Deb R, Gupta VK. Revisiting Porcine Circovirus Infection: Recent Insights and Its Significance in the Piggery Sector. Vaccines. 2023; 11(8):1308. https://doi.org/10.3390/vaccines11081308

 

Vetanco

Oficina Central Santa Fe
(0054) (0358) 15 4013-826
c.airaldi@elproductorporcino.com
Rosario, Santa Fe. CP. 2000

Oficina Córdoba
(0054) (0358) 15 4821-932
a.rubiolo@elproductorporcino.com
Villa María, Córdoba. CP. 5900


Suscribite Ahora

Suscribite a nuestro Newsletter y recibí toda la información al completo de El Productor Porcino.